Ambiente y salud

Entender la relación entre ambiente y salud es un tema clave para comprender el abanico de temas y enfoques que el periodismo científico debe abordar en la cobertura de temas relacionados a la ciencia. El entrelazamiento entre saberes ancestrales y saberes académicos converge aquí por la relación causal que tiene la degradación del ambiente con la aparición de enfermedades. Desde los saberes ancestrales existe una cosmovisión de relacionamiento armónico con la naturaleza y la comprensión de los ecosistemas como elementos interdependientes que mantienen un equilibrio.
El acercamiento a las formas en las que se comprende el ambiente y el rol del ser humano en este es uno de los grandes tópicos a cubrir para explicar las causas de las enfermedades y, también, promover el cuidado del ambiente como una forma de prevención en salud, de evitar otros escenarios como los que vivimos en esta pandemia. Retomamos algunos aspectos clave desarrollados por Camilo Prieto sobre este tema:
  • La caza de fauna silvestre con fines alimentarios implica un riesgo importante de transmisión de enfermedades entre especies.
  • Cerca del 70% de las enfermedades infecciosas humanas son zoonóticas (Wang, 2014).
  • La deforestación de los bosques tropicales es una de las causas del aumento del contacto entre la vida silvestre y los cazadores (Wolfe, 2004)..
  • Enfermedades emergentes como el SarS, VIH y varios tipos de gripe han conseguido cruzar a los humanos desde otras especies, fenómeno conocido como salto interespecie (Longdon, 2014).
  • Se estima que existen entre 631 000 a 827 000 tipos de virus habitando en los mamíferos con capacidad para infectar a los seres humanos (IPBES, 2020).
  • La degradación del ambiente (destrucción de bosques, comercio de fauna silvestre, expansión agrícola, etc.) pueden considerarse como factores detonantes de futuras pandemias.
  • La transformación del uso del suelo es responsable de más del 30 % de las nuevas enfermedades notificadas desde 1960 (Loh, 2015).

El tema de ambiente y salud fue transversal a todas las charlas del proyecto de Vientos Alisios, el sustrato con el que se detonaron las conversaciones sobre el rol y las herramientas del periodismo científico. Rescatamos aquí algunas de esas reflexiones para guiar el camino:
  • El cuidado de la salud consiste en un relacionamiento armónico entre naturaleza, cuerpo, ambiente; no solo corresponde al consumo de un medicamento.
  • Las comunidades entienden de forma distinta la salud y el bienestar. Tienen contextos territoriales distintos a las ciudades en las que las condiciones de hacinamiento o las dinámicas de sustento de la vida inciden en un ambiente poco sano.
  • Para hablar de salud, también debemos pensar en la salud del planeta. Preguntarnos, por ejemplo, sobre el papel que juega la contaminación en el impacto a la salud.
  • La medicina ancestral se centra en la previsión, el fortalecimiento familiar y comunitario, así como la protección al territorio.
  • Los saberes e intervenciones en salud occidentales deben tener correspondencia con las realidades locales.
  • El reconocimiento de los saberes ancestrales permite integrarlos al sistema de salud y, con ello, aportar a la salud intercultural, a una salud contextualizada.
  • El periodismo en salud y científico es el soporte para que la ciudadanía se adhiera a comportamientos que preserven la salud.
  • El impacto de la pandemia y la necesidad de información al respecto eclipsó a otras dolencias y problemáticas, que terminaron invisibilizadas en muchos de los medios y de la agenda.
  • Los desarrollos de los saberes ancestrales también funcionaron como una alternativa frente a las brechas de acceso a los sistemas de salud.
  • Es necesario conjugar las prácticas para mejorar la vida de los territorios.

  • El periodismo puede y debe recurrir a la información ambiental producida por las comunidades, por los territorios que observan y documentan de cerca los problemas ambientales.
  • Los problemas de salud y ambiente deben entenderse también desde las dinámicas sociales, apoyándonos en sus ciencias.
  • Es necesario abordar otros temas y enfoques como el impacto social, sanitario, ambiental, económico para comprender la integralidad de las problemáticas.
  • Podemos explorar los desarrollos prácticos desde diferentes cosmovisiones, todas ellas aportan elementos para entender y afrontar las realidades.
  • En los saberes académicos, es necesario entender la pirámide de las fuentes científicas y las experticias temáticas. En los saberes ancestrales, es necesario comprender el sistema organizativo de la comunidad y acercarse a sus autoridades.
  • El periodismo colaborativo permite que los medios locales que investigan desde los territorios, que muestren las problemáticas respecto a ambiente y salud, y que quienes investigan estas temáticas tengan un soporte mayor para evitar que pongan en riesgo su vida.

  • El periodismo hiperlocal permite contar las historias cercanas y, por tanto, lograr la identificación contextualizada de las audiencias.
  • El contacto con fuentes o con líderes de opinión locales aporta a que la audiencia adopte comportamientos para preservar la salud.
  • Conocer el sistema organizativo de las comunidades permite, también, que la comunicación interna replique la información.
  • Debemos lograr una colaboración con nuestra audiencia para combatir la desinformación.
Exportar como PDF
Copiar enlace
Esquema
SEMILLA
ABONO
HIDRATACIÓN
COSECHA